Ópera

La traviata | Desde el Barrio Yungay al escenario

4:42

VIDEO | EN PROCESO

El punto de partida de las producciones de ópera del Teatro Municipal de Santiago no ocurre en su edificio de Agustinas sino en pleno Barrio Yungay. Ahí está el Centro de Realización Escenográfica del Municipal, que reúne a los talleres de construcción, escultura y utilería. Una vez que reciben el proyecto escenográfico y que comparten impresiones con el diseñador, los integrantes de los talleres se ponen manos a la obra. Sí, literalmente, “manos a la obra”, pues cada pieza es fruto del trabajo manual de las más de 30 hombres y mujeres que forman el equipo.

Ese es el proceso que han vivido para La traviata, proyectada por el diseñador chileno Pablo Núñez. Enmarcada en la época en la que se publicó la historia original –La dama de las camelias (1848)–, Núñez creó un montaje tradicional y elegante. De la mano de planos y bocetos, con las indicaciones del diseñador, los oficios y técnicas únicas que manejan los realizadores, le han dado forma a los bastidores, carros, decenas de decorados, mesas y camas, entre otras cosas, que se transformarán en los elegantes palacios y la casa de campo de Violetta en la nueva producción de la popular ópera de Verdi.

Video: Teatro Municipal de Santiago / Potrero Films

+MUNICIPAL