Teatro

Claudia Parada y María Callas, dos figuras unidas por una pasión

Durante el siglo XX, ambas cantantes conocieron el éxito y el reconocimiento mundial. En diferentes puntos de sus vidas, sus carreras se vincularon y este año, en el centenario del nacimiento de “La divina”, el legado de ambas sopranos será representado en la obra teatral Callas, la hija del destino, que contará con la interpretación de las actrices Claudia Cabezas y Blanca Lewin. 


Por Catalina Neira Salgado

Descendiente de una familia de inmigrantes griegos, Maria Anna Cecilia Sofía Kalogeropoúlou nació en el 1923 en la ciudad de Nueva York. A lo largo de su carrera tuvo que superar diferentes obstáculos antes de convertirse en Maria Callas, una de las sopranos más reconocidas e importantes del siglo XX. Antes de los 16 años comenzó su formación en el Conservatorio Nacional de Atenas y, a lo largo de su carrera, estudió con la soprano Maria Trivella y con Elvira de Hidalgo, maestra y cantante española que la formó en la tradición del bel canto romántico italiano. 

Fotografía de María Callas

Años más tarde, la cantante lírica Olinfa Parada Allende, más conocida como Claudia Parada, tendría la misma maestra española durante su estancia en Italia. Antes de que la madre de la soprano chilena nacida en 1932 decidiera arreglar todo para que su hija se perfeccionara en Europa, Parada pasó por el Conservatorio Nacional de Música, actual Departamento de Música de la Universidad de Chile. En este lugar comenzó sus estudios de violín, danza y canto con la cantante argentina Clara Oyuela, la primera en introducirla al mundo de la ópera. De manera rápida se desarrolló en este arte y posteriormente fue elegida para estrenar como cantante solista la obra Cuatro Canciones para Soprano de Alfonso Letelier en el año 1946.

Fotografía de Claudia Parada – Centro DAE

Además de compartir maestra, en 1958 otro hito las unió: una noche, Claudia Parada fue la encargada de reemplazar a Maria Callas en Un baile de máscaras de Giuseppe Verdi. Esto representó uno de los mayores desafíos en la carrera de la soprano chilena, al tener que sustituir a la cantante de fama mundial en la Scala de Milán. 

A pesar de que la soprano griega alcanzó mayor reconocimiento que la soprano chilena, esta última materializó una carrera lírica de alrededor de 40 años. A medida que Parada iba conquistando admiradores alrededor del mundo con su arte, la carrera de Callas parecía ir en descenso. Su salud vocal se había deteriorado, y a mediados de la década del 60, prefirió retirarse en lugar de ofrecer interpretaciones que no estuvieran a la altura de su estándar.

Este 12 de octubre se estrenará Callas, la hija del destino de Ximena Carrera, en la Sala Claudio Arrau del Municipal de Santiago. Esta obra teatral indaga en el vínculo que establecieron ambas cantantes, retratando la colaboración profesional y el curso que tomarían sus carreras tras la noche en la que Callas abandonó de forma inesperada la Ópera de Roma tras los silbidos del público. Esta producción, dirigida por Jesús Urqueta, contará con la actuación de Blanca Lewin y  Claudia Cabezas, quienes interpretarán a María Callas y Claudia Parada, respectivamente.

Jesús Urqueta, Claudia Cabezas y Blanca Lewin | Fotografía por Patricio Melo

+MUNICIPAL