Descubre, Inicio

Carmen Gloria Larenas: La Temporada 2022 trae obras que llegarán al corazón de todas las personas | Desde la galería

Año nuevo, temporada nueva. El 2021 ya quedó atrás, pero sin duda fue un año que quedará en la historia del teatro. Un año donde lo digital y lo presencial compartieron a la par, abriendo paso al descubrimiento de nuevos públicos. Un año de reencuentros, de momentos donde la emoción reinó en la Sala Principal, de artistas que sintieron por fin esa conexión con los públicos, y de espectadores que volvieron a vibrar con la música y el ballet en vivo, expresando su felicidad a través de largos y sentidos aplausos. ¿Cuáles son las expectativas para el año que comienza? ¿Qué novedades traerá la temporada 2022? Son algunas de las temáticas que aborda Desde la galería.


Por Carolina Jerez Herrera

Comer 12 uvas, dar vuelta a la cuadra con una maleta, ropa interior amarilla… Puede que algunos crean que son solo supersticiones, pero en lo que probablemente todos y todas coinciden, es que al comenzar un nuevo año se espera que este llegue con buenas noticias, y hay tradiciones que nos ayudan a creer que así será.

Algo similar ocurre en el Teatro Municipal de Santiago. Ver al Cascanueces y el Rey Ratón sobre el escenario, con público en la Sala, acompañados de una producción que conllevó el trabajo conjunto de todas las áreas artísticas y talleres de realización escenográfica, fue darle un broche de oro a un 2021 en el que nos reencontramos con nuestros públicos, después de casi dos años en una relación a distancia. Una escena que dio paso al anuncio de una nueva temporada 2022, que traerá clásicos y debuts, temporada de Ópera, Ballets, Conciertos y Pequeño Municipal.

Junto a Carmen Gloria Larenas, Directora General del Teatro Municipal de Santiago, revisamos lo que fue el 2021 y lo que se viene para este año que comienza.

Carmen Gloria Larenas, directora general Teatro Municipal de Santiago.

¿Cómo evalúas el año 2021 para el Teatro Municipal de Santiago?

Tal como fue el 2020, creo que fue un año único y especial -aunque todos lo son, pero por las razones sanitarias sobre todo- y porque pudimos pasar a lo presencial, que fue un desafío enorme después de 18 meses encerrados. Con la alegría enorme de llegar, en esta última etapa, a un diciembre con Cascanueces, un espectáculo muy esperado y que es parte de la cultura del Teatro porque es una experiencia familiar para todos los tipos de públicos, con una historia y una música que llega al corazón. Entonces creo que es un buen final para un año que ha sido totalmente desafiante para las personas, las organizaciones y el mundo cultural en particular.

Cascanueces, diciembre 2021. Foto: Patricio Melo.

 

¿Qué ha significado el Municipal Delivery durante tu gestión?

La moto con el Teatro arriba. Yo le tengo mucho cariño porque creo que fue una herramienta muy importante. Va a seguir siendo importante, y siempre lo será, porque nos permite conectarnos con públicos que, por distintas razones, no pueden estar acá. Pero fue muy significativa, en especial al comienzo cuando todo el mundo comenzó a vivir esta experiencia tan inesperada del Covid-19. Nos permitió sentirnos vivos. A los artistas sentir que aún eran artistas, a pesar de que no hubiera presencialidad, y creo que nos permitió jugar un rol importante y esencial para acompañar a las personas en momentos muy difíciles y de esa manera sentirnos útiles, vivos y presentes. De hecho yo creo que fue la primera plataforma digital en Chile que se lanzó de una manera tan decidida y robusta, pese a todas las dificultades. 

Creo que también fue una experiencia fantástica para poder hacer equipo. Por otra parte yo venía recién llegando no conocía bien a todas las personas que trabajaban acá, y creo que fue una prueba de fuego para todos, y yo en lo personal me siento muy orgullosa de lo que todos han logrado. Así que le tengo mucho cariño y larga vida para el Municipal Delivery.

 

¿Se proyecta Municipal Delivery para el 2022?

Por supuesto. Siempre las características se van adaptando porque ahora el foco ya no es sólo digital, sino que digital y presencial. Probablemente mientras más avancemos y mientras más controlada esté la pandemia, más presencial será, todo se va transformando. Pero lo que sí, es importante reconocer el Municipal Delivery, la cualidad y las herramientas digitales para poder conectarnos con públicos que no vienen presencialmente. Y ese público es igualmente importante para nosotros que todos los demás que son presenciales, entonces es una plataforma que va a seguir viva y vamos a seguir viendo cómo alimentarla y cómo tiene que ir transformándose para dialogar con los nuevos períodos que vengan. 

Este año estrenamos la Sala 360°, que fue una novedad para todos. ¿Qué bondades crees que tiene este nuevo formato? ¿Cuál crees que fue la acogida del público? ¿Cómo puede ser proyectado a futuro?

Yo creo que es una idea genial y creo que fue muy bien valorada. Pienso que todavía tenemos que trabajarla y comunicarla más, para que las personas perciban la maravilla, la sutileza, el cambio que significa poder ver una orquesta desde otro lugar. 

Hay muchas salas de concierto que tienen en el escenario, donde se presentan otros tipos de expresiones artísticas y donde eso es muy común, pero acá en Chile eso no está muy socializado y por lo tanto es algo más cultural que hay que trabajar. Creo que fue una solución extremadamente ingeniosa para una limitación que es no poder tener a los músicos en el foso de orquesta porque no dan los metros para respetar las normas sanitarias que tenemos que respetar por ello.

Entonces creo que fue una solución creativa, fantástica, innovadora para nosotros y vamos a seguir trabajando en la medida en que la Orquesta siga situada en la mitad de la platea.

Sala 360° – Concierto Dos Mundos.

Sobre la nueva temporada, ¿Qué sello artístico tiene esta Temporada 2022?

Tiene un foco en buscar las máximas posibilidades en Chile y en el continente latinoamericano, desde todo punto de vista. Las tradiciones que nosotros cultivamos son de tradiciones europeas, sin embargo, son los artistas latinoamericanos, entre ellos chilenos, los que van renovando esa tradición. 

Hay mucho talento en Latinoamérica. En voces, en danza, en músicos, tantas experiencias, y creo que nos tenemos que sentir orgullosos de poder estar en este continente y desde ese punto de vista contribuir a renovar un arte que es más bien europeo, una tradición artística europea, con el talento actual. 

Por lo tanto el foco va a ser las máximas posibilidades para los artistas chilenos de todas las disciplinas y también latinoamericanos, en particular jóvenes artistas que están en ascenso y que probablemente cuando lleguen al top va a ser más difícil traerlos por distintas razones, así que es el minuto de hacerlo. Ese es nuestro foco.

Esto no significa que no vaya a haber artistas de otras nacionalidades. Chile es un país que está muy lejos de los centros culturales y es importante para el país, para nuestros artistas, para el mismo Teatro Municipal estar siempre abiertos a recibir y a dar, porque eso es un proceso de nutrición. Encerrarse en uno mismo no sirve. Y por eso es importante mantener siempre el vínculo internacional, pero claramente hay un foco y un afán por poder maximizar las oportunidades para jóvenes artistas y jóvenes artistas chilenos y jóvenes latinoamericanos en especial. 

 

¿Cómo se está preparando el Teatro para la tan esperada llegada del maestro Roberto Rizzi Brignoli, que después de dos años estará de manera presencial?

Nos estamos preparando hace dos años así que no es tan nueva la preparación (ríe), pero hay una carga emocional, porque los músicos quieren encontrarse con su director titular. Yo también quiero que el director titular esté acá, que Roberto venga. Es una relación necesaria, presencial, donde hay muchas cosas que él tiene que conversar con los músicos y los músicos con él. Entonces yo creo que existe mucha expectativa desde el punto de vista musical, y para los públicos creo que va a ser fantástico, Roberto es un gran director. Él vino a Chile durante unos años y muchas personas que son públicos habituales del Teatro conocen su calidad, su nivel musical, así que creo que también hay público importante que lo está esperando. Espero que sea el mejor encuentro posible, desde el punto de vista humano, artístico, profesional y musical.

Roberto Rizzi Brignoli – Director de la Orquesta Filarmónica de Santiago.

Ahora que volvimos a la presencialidad, el 51% de los asistentes han sido públicos que han venido al teatro por primera vez. ¿Crees que esta temporada va a tener títulos que van a  atraer a más gente nueva?

Es una temporada que está pensada para atraer para la mayor cantidad de públicos y la mayor diversidad de públicos. Y cuando uno pone ese foco ahí, que es una de las características del año 2022, tiene que ver con obras que son universales, que en alguna parte logran un impacto y una cualidad que le llega al corazón de todas las personas, de las que saben más del arte en cuestión o de alguien que nunca ha escuchado una orquesta, nunca ha venido a una ópera o nunca ha venido a un ballet. 

Por eso el foco está ahí. Para permitir, además, las obras que se han escogido para el mayor lucimiento tanto del Coro como de la Orquesta y el Ballet. Pienso que es una temporada atractiva por distintas razones y para distintos públicos. Espero que eso se cumpla porque nos gustaría que vuelva todo el público que siempre ha estado con nosotros, pero también que se integren muchas personas que están en ese 51% que nos descubrieron en pandemia a través del trabajo digital que se hizo y que hoy están dispuestos y quieren venir a vivir una experiencia presencial. 

Así que esta temporada está pensada para llegar a la mayor diversidad y cantidad de públicos posibles. 

¿Te gustaría darle un mensaje a esa gente que nos ha visto por redes sociales y las diferentes plataformas y aún no viene al Teatro?

Sí, que el mundo digital es parte de la realidad, pero la realidad de verdad es la presencial, porque ahí es cuando uno vive de una manera realmente más genuina la emoción. Por eso lo presencial es tan valioso. Lo digital es igualmente valioso, pero es distinto. Acá uno hace comunidad, las artes que nosotros hacemos son en grupo, los públicos que vienen finalmente hacen una comunidad y conversan, se intercambian opiniones, es una experiencia más humana desde el punto de vista de la emoción y de la experiencia. 

Por eso creo que es tan importante que, quienes nos hayan descubierto en digital, se animen a venir y además que tengan la certeza que el Teatro Municipal es un teatro para todas las personas, para todos los chilenos, para quienes quieran venir a disfrutar estas artes. Es una invitación abierta a que vengan a disfrutar. No hay mucho que saber, el que sabe más sabe, el que sabe menos o no sabe, no pasa nada. 

Estos son espectáculos que están pensados para un espacio como este. Uno puede hacer muchas cosas al aire libre y son igualmente valiosas. Pero hay ciertos espectáculos que necesitan un trabajo de iluminación, una caja escénica, ciertos efectos especiales. Entonces son muchas cosas que al aire libre a veces se pierden y no es lo mismo que verlo en un espacio que está pensado para que esa obra pueda lucirse al 100% y creo que esa experiencia vale la pena vivirlo.

¿Qué le dirías a la gente que aún no se atreve a volver al Teatro, ya sea por el Covid, manifestaciones u otros motivos?

Les diría que estamos en tiempo de superar los prejuicios y ojalá de perder los miedos. El Teatro ha tomado todas las medidas sanitarias, hasta ahora hemos tenido un desempeño de cero faltas, tanto internamente como a todo público. Hemos sido muy estrictos a veces, pero pensamos que eso vale la pena con el objetivo de dar la mayor seguridad posible a los públicos. El miedo a uno lo paraliza y le limita las experiencias que se pueda tener y acá en el Teatro está todo dado para que puedan tener la mejor experiencia. Así que les diría que se animen, que vengan, que el Teatro está acá, seguimos en la misma maravilla de siempre, que todas estas consideraciones yo llamaría a tratar de superarlas de la manera más abierta y generosa posible. 

Protocolo Sanitario Covid-19 | TMS

 

Para esos amantes del ballet, de la ópera, del concierto, ¿qué crees que pueden esperar en esta nueva temporada?

Pueden esperar que les digamos que los necesitamos más que nunca, que estamos acá para que ellos vuelvan, ellos han sido el soporte del Teatro durante muchísimos años y lo seguirán siendo. Los artistas están retomando cada día con más fuerza lo que tradicionalmente han hecho, y creo que esta producción de Cascanueces lo demuestra. Un ballet donde tenemos a la Orquesta desplegada en su máximo potencial acompañada de lo mismo en el escenario, diseño, voces alrededor en ciertos momentos de la obra. Así que yo les diría que estamos acá esperando que ellos vengan, con lo mejor que sabemos hacer y de la mejor manera posible.

Siendo esta tu primera entrevista para Punta y Banca, ¿te gustaría dar un mensaje a los seguidores de estas ediciones?

Sí, les diría que lo digital hoy día también es muy importante para las organizaciones como el Teatro Municipal, porque hay una gran crisis en los medios de comunicación, que todo el mundo lo sabe y que tiene que ver con que cada vez hay menos medios, que cada vez se imprime menos, hay menos espacio para todas las expresiones, en especial para la cultura. Por lo tanto, les diría que nos vean como un medio de comunicación, obviamente del Teatro Municipal, pero eso es lo que buscamos, ser un medio de comunicación para poder informar toda la cantidad de cosas que tenemos para decir. No solo noticias, sino que información del Teatro, conocimiento histórico, datos entretenidos, backstage, videos atractivos, fotografías preciosas. Yo les diría que Punta y Banca es un medio de comunicación, no es un newsletter del Teatro. 

Y con esa mirada, creo que tienen que acercarse porque además hay mucho contenido valioso, se puede leer cuando uno quiera. Hoy la flexibilidad es tan importante, desde todo punto de vista. Y que cuando a uno le llegan muchos correos, que le pongan la estrellita al lado o que lo destaque de alguna manera, que los hagan saber que está ahí, que los está esperando para ser leído, porque vale la pena hacerlo. 

 


Cuestionario Desde la galería

Un recuerdo de infanciaCuando vine al Teatro Municipal a ver El lago de los cisnes y después de la función mi profesor de ballet me llevó a los camarines a saludar a los bailarines. Vi al bailarín principal, Rubén Chayán, que interpretaba al Príncipe Sigfrido. Un bailarín argentino que fue muy importante para la compañía en ese momento y me saqué una foto, que no sé donde está, que no la he podido encontrar y que la amo. Yo recuerdo la sensación y el impacto que me provocó verlo de cerca y maquillado. Eso es algo que recuerdo hasta el día de hoy, como si fuera ayer. 

Rubén Chayán, Teatro Municipal de Santiago. Foto: Centro DAE.

Mi primer amor artístico: De grande va cambiando, pero el primero te diría que fue Rudolf Núreyev.

Rudolf Núreyev, Teatro Municipal de Santiago. Foto: Centro DAE.

Una persona que admiro: En el ámbito personal a mis hijas, y en lo artístico el director de orquesta Iván Fischer que es el director de la Budapest Festival Orchestra.

Iván Fischer. Foto: New York Public Radio.

Mi obra de cabecera: Giselle en ballet y en música La consagración de la primavera.

Mi leitmotiv: Ir adelante siempre.

Mi escenario ideal: Una ciudad que me guste, en alguna parte del mundo que no haya conocido, pero que siempre tenga un Teatro. Si no hay un teatro me interesa menos (ríe). 

Un secreto de la comuna de Santiago: La arquitectura que tiene y que uno ve poco, porque en general uno camina mirando al frente o abajo y nunca mirando mucho hacia arriba. Creo que recorrerlo observando en detalle es uno de los secretos de la comuna. Su belleza arquitectónica. Pero no lo de la Moneda que es como evidente, hablo de edificios, de puertas. Arquitectura que se desarrolló más en el siglo XX y que tiene muchos detalles valiosos.

En mi pantalla: La película Orgullo y prejuicio que me encanta y es una película a la que vuelvo siempre. Series que me gustan como The Crown, Borgen o Babylon Berlin. Eso es lo que me gusta, y la lectura por supuesto.

En mi papel: Estoy leyendo una novela que habla de la bella época, de la belle époque, en Francia a principios del siglo XX, que es una época que me gusta mucho. Se llama Belle époque y es de una escritora que se llama Kate Cambor.  También estoy leyendo Cartas de Sey Gerlev, que es un personaje que admiro mucho, fue el creador y quien llevó adelante el ballet ruso de principios del siglo XX, y que marcaron, para mi, el inicio de la transformación de la danza en algo mucho más contemporáneo.  Tengo miles de libros que no he leído y miles a medio leer, pero eso estoy leyendo ahora.

+MUNICIPAL