Patrimonio

Brunet de Baines, el arquitecto del Municipal

DAEgram

Fachada_Agustunas

Francisco Brunet de Baines fue el arquitecto que estuvo a cargo del diseño del edificio del Teatro Municipal de Santiago, que se ubicó en los terreno cedidos por la ex Universidad de San Felipe. Nacido en la ciudad francesa de Vannes, Brunet de Baines llegó a Chile junto a su esposa e hija en octubre de 1848, contratado por Francisco Javier Rosales para ser el “arquitecto del gobierno”. Además del Teatro Municipal, proyectó el Congreso Nacional (ubicado entre las calles Catedral, Bandera, Compañía y Morandé) y el Palacio Arzobispal (Plaza de Armas) y dirigió una escuela de arquitectura que luego pasó a ser de la Universidad de Chile.

El hermoso edificio de calle Agustinas es de estilo neoclásico francés con algunos toques románticos. Tenía una capacidad aproximada de 2230 personas, muchas de ellas de pie, y estaba decorado con exquisitas piezas traídas directamente desde Francia, entre ellas, el cielo del foyer de Agustinas que hoy es el de la Sala Arrau y las esculturas que alguna vez decoraron la fachada y que hoy adornan la Sala La Capilla en forma de lámparas.

El edificio comenzó a construirse en 1853. Dos años más tarde, Brunet de Baines falleció, cuando se hacían las terminaciones del edificio, siendo reemplazado por su pupilo Lucien Hénault, también francés, y por Manuel Aldunate. Finalmente, el 18 de septiembre de 1857 se celebró la flamante inauguración del Teatro Municipal de Santiago, que además fue el primer edificio de Santiago en ser iluminado a gas. Más de un siglo después, el 9 de agosto de 1974 el Teatro fue declarado Monumento Nacional “por su refinado estilo y calidad artística”.

Foto: Fachada del Teatro Municipal de Santiago, vista Calle Agustinas hacia el oriente y Cerro Santa Lucía, 1870. Centro DAE (Centro de Documentación de las Artes Escénicas)

+MUNICIPAL