Ópera

El turco en Italia | Realismo mágico

3:07

EN PROCESO

Un descarado príncipe turco llega a Nápoles a ampliar su harem personal, descubriendo la horma de su zapato en Fiorilla, una coqueta empedernida que se deleita mortificando a su marido, Don Geronio, con nuevas conquistas. El flirteo desata una descabellada comedia marcada por entradas y salidas, encuentros y desencuentros.

El director de escena, Emilio Sagi, traslada la historia de esta ópera de Gioacchino Rossini a las coloridas calles de Nápoles de los años ´60. La escenografía, diseñada hace casi un año por Daniel Bianco, está impregnada de realismo, con edificios de las mismas proporciones que los de la ciudad italiana –más de 11 metros–, balcones, una pizzería, un tranvía que pasa periódicamente. La escenografía fue elaborada en los talleres de construcción, escultura, pintura y utilería del Teatro Municipal y montada en el escenario por los integrantes del taller de tramoya.

En ese marco, los personajes viven innumerables momentos imaginativos. En palabras de Bianco, la puesta en escena busca lograr un “realismo mágico”.

Video: Teatro Municipal de Santiago / Potrero Films

+MUNICIPAL