Música

4 razones para no perderte el Concierto Réquiem de Verdi

¡Comenzamos el 2022!

El primer espectáculo que abrirá la temporada es el Concierto 1: Réquiem de Verdi, bajo la batuta de Roberto Rizzi Brignoli, en su debut como director titular de la Orquesta Filarmónica de Santiago. Un concierto protagonizado por la Orquesta Filarmónica de Santiago junto al Coro del Municipal de Santiago.

Pon atención a estas 4 razones para no perderte este concierto:

1. Un Réquiem célebre

La Misa de Difuntos o Réquiem corresponde a una forma particular del misal católico romano, que se ofrece para el descanso eterno de una persona. Debido a su frecuente utilización, pero también al potencial expresivo que supone, al menos desde el Renacimiento en adelante, no han sido pocos los músicos que han incursionado en la
composición de un Réquiem.

Entre este considerable listado de obras de donde escoger, muy frecuentemente el Réquiem de Giuseppe Verdi aparece incluido dentro de listados que destacan las versiones más reconocidas de las Misas de Difuntos. Así, junto con los Réquiem de W. A. Mozart, Héctor Berlioz y Anton von Bruckner, el del compositor italiano se encuentra entre los más ejecutados al día de hoy.

2. Verdi en una faceta poco conocida

Aun cuando el nombre de Giuseppe Verdi se encuentra íntimamente ligado al ámbito de la ópera, el compositor escribió también algunas obras en otros géneros, como la música de cámara o música religiosa. En su mayoría, estos trabajos no operísticos son relativamente poco programados en las temporadas de concierto actuales, con excepción
de la Misa de Réquiem, que es, sin lugar a dudas, la más conocida de las composiciones eclesiásticas de Giuseppe Verdi.
En efecto, antes de encontrarse con la ópera, durante su infancia y juventud, el compositor se desempeñó principalmente en los géneros sacros e incluso pensó en desarrollar una carrera como maestro de capilla. Es así como, en tanto producto de su madurez, en el Réquiem es posible encontrar una obra que aúna ambas facetas del
músico. Descrita por el director orquestal Hans von Bülow como “una ópera en ropajes eclesiásticos” la Misa de difuntos de Verdi dispone el dramatismo intrínseco del texto litúrgico en primer plano, como también demuestra el dominio que el músico poseía de la escritura vocal.

Giuseppe Verdi. Foto de totallyhistory.com

3. Grandes efectos musicales

Con cerca de una hora y media de duración, la utilización de cuatro solistas vocales, un coro mixto de grandes proporciones y una orquesta romántica que incluso llega a necesitar de ocho trompetas, el Réquiem de Verdi es famoso por su monumentalidad y fastuosidad. Sin embargo, lejos de constituir un mero aparataje superficial, los ingentes recursos vocales, instrumentales y musicales que se encuentran en la obra tienen su razón de ser en la búsqueda de Verdi por efectos musicales que fueran capaces de condensar su lectura casi teatral de los estados afectivos representados en la liturgia de difuntos.

Así, en el Réquiem podemos encontrar grandes y llamativos momentos musicales. Por ejemplo, el estilo antifonal o policoral hace su aparición durante la sección del Sanctus, un fragmento en el que –como el nombre de la técnica utilizada sugiere– Verdi hace uso de dos coros, que se responden e intercalan las ideas musicales. También, otro momento destacable ocurre en el Dies Irae –particularmente el Tuba Mirum–, sección del texto que reflexiona sobre el juicio final, en la cual el compositor se vale de una serie adicional de cuatro trompetas que, dispuestas fuera de escena, parecen evocar el llamado final de los muertos ante el trono divino que es referenciado en la liturgia.

4. La despedida de un amigo

A pesar de su larga vinculación con la música eclesiástica, Giuseppe Verdi nunca se consideró a sí mismo un hombre religioso, ni fue profesante del Catolicismo Romano. Sin embargo, su agnosticismo no implicó que no se interesara por la espiritualidad humana; un tópico presente en muchas de sus óperas. No obstante, quizás debido a su propia relación con la fe católica, su Misa de Réquiem no se conforma con los cánones tradicionales del estilo litúrgico romano. Más que como una confesión de fe, Verdi utilizó el formato con un trasfondo político y humano. La pieza,
dedicada a la memoria de su amigo, el escritor y líder del Resurgimento italiano Alessandro Manzoni, nació de la motivación del creador por honrar a una persona que admiraba y valoraba. Esta inspiración hace que la obra rebose de una intensidad emocional que interpela sin importar el credo.

 

El Concierto 1 Réquiem de Verdi tendrá funciones presenciales en el Teatro Municipal de Santiago desde el 05 al 12 de marzo de 2022. Si quieres comprar tus entradas ingresa a municipal.cl. ¡Te esperamos!

+MUNICIPAL