Ópera

Tosca | Te Deum

1:23

Sin contar el dramático final, quizás la escena más emblemática de Tosca sea la conclusión del primer acto, al interior de la Iglesia. La escena, además de emblemática, es también una excelente muestra de la habilidad musical del compositor.

Puccini estructura toda esta acción y personajes en torno a las campanas que celebran la victoria, afinadas respectivamente en Si bemol y Fa, notas –a una quinta de distancia– que funcionan como anclas de la estructura musical. Sin embargo, Puccini no se limita simplemente a interpretar todo en Si bemol y Fa mayor, sino que utiliza ambas notas como ejes para una infinita combinación de colores y acordes.

La indicación en la partitura es que las campanas deben estar “a la distancia, pero audibles”, y sobre ellas se desarrolla el resto de los elementos musicales, como los cañones que anuncian el escape de un prisionero y el canto en latín, monótono por naturaleza.

Todos estos sonidos sirven de base para el gran monólogo de Scarpia, un crescendo que difumina la relación entre el sonido real de la escena (que los personajes perciben) y el ficticio que sólo percibimos como audiencia, representado por la creciente disonancia de la orquesta ante las palabras de Scarpia: “Tosca es capaz de hacerme olvidar incluso a Dios”. Scarpia se une al coro en el himno litúrgico del Te Deum –el auténtico, pero aquí utilizado con ironía– y la orquesta cierra la escena de modo espectacular, recalcando con las disonancias del tema de Scarpia la tragedia que se avecina.

* El texto es parte del artículo Radiografía de una escena del programa de sala de la ópera Tosca, disponible durante las funciones.

En este video aparecen:
Barón Scarpia: Elchin Azizov

Coro del Municipal de Santiago
Orquesta Filarmónica de Santiago
Director musical: Konstantin Chudovsky

Ópera | TOSCA | 13, 17, 18, 19, 20, 21 y 23 de julio de 2018
Más información y venta de entradas AQUÍ

Video: Municipal de Santiago / Potrero Films

+MUNICIPAL