Música

Temporada de Conciertos 2016

PLAYLIST

Concierto 1: Réquiem de Giuseppe Verdi
Giuseppe Verdi
Misa de réquiem

Una de las obras más maduras de Giuseppe Verdi, la Misa de réquiem, será la encargada de dar inicio a la Temporada de Conciertos 2016 del Teatro Municipal de Santiago. Este réquiem compuesto en 1873 fue estrenado en Milán para conmemorar el primer aniversario de la muerte del intelectual italiano Alessandro Manzoni, donde el mismísimo Verdi se encargó de dirigir a una orquesta con más de cien músicos, un coro y solistas vocales. Tras su estreno esta obra ha sido interpretada para honrar a innumerables personalidades, entre ellas a la Princesa Diana de Gales: en una ceremonia fúnebre como pocas, la soprano Lynne Dawson interpretó un extracto del Libera Me, una de las piezas musicales favoritas de la fallecida princesa.
De las 7 partes que conforman este réquiem es la segunda, el Dies Irae —que tiene por protagonista al coro, la que le otorga mayor fuerza y carácter. Por ello este poderoso extracto fue utilizado para musicalizar el trailer de Mad Max,  largometraje que sorprendió al hacerse con 6 estatuillas en la última entrega de los premios Óscar. Esta versión del Dies Irae fue interpretada por la Orquesta Sinfónica de Chicago dirigida por Riccardo Muti, y es parte del álbum que en 2010 ganó dos premios Grammy.

Concierto 2: “Leningrado” de Dmitri Shostakovich
Dmitri Shostakovich
Sinfonía n.° 7 en Do mayor, op. 60, “Leningrado”

La música puede llegar a encender grandes pasiones y detonar poderosos sentimientos con el sonar de unos pocos compases, y es precisamente aquello lo que logró Shostakovich al componer esta sinfonía de guerra. Concebida en 1941, durante el asedio Nazi a la ciudad de Leningrado (hoy San Petersburgo) que terminó con la vida de más de un millón de personas, y estrenada un año más tarde en distintas partes del mundo, esta obra fue interpretada en las calles y trincheras en pleno fragor de la batalla para levantar el ánimo de los soldados rusos.
La sinfonía está dividida en 4 movimientos y para cada uno de ellos Shostakovich planeó un subtítulo especial: en orden estos eran “Guerra”, “Memorias”, “Los grandes espacios de mi patria” y “Victoria”. El segundo, como su nombre deja entrever, apela a la nostalgia y  recuerdos de tiempos mejores, representados por los tranquilos pasajes iniciales que poco a poco se entremezclan con la melodía marcial de esta obra, dando paso a momentos en que tensión, terror y tranquilidad dialogan creando una atmósfera única.
Esta versión del segundo movimiento, Moderato (poco alegretto), fue grabada por la Orquesta Mariinsky de San Petersburgo a cargo de su director titular Valery Gergiev, quien ha realizado un extenso registro discográfico de las composiciones de Shostakovich.

Concierto 3: Especial Semana Santa
Gabriel Fauré
Réquiem en Re menor, op. 48

Una obra distinta en su género, el Réquiem de Fauré no canta el miedo a la muerte si no que, por el contrario, entona una dulce tranquilidad.  “(…) ha habido quien lo ha llamado un arrullo de la muerte. Pues bien, es que así es como veo yo la muerte: como una feliz liberación, una aspiración a una felicidad superior, antes que una penosa experiencia… ¡Después de tantos años acompañando al órgano servicios fúnebres!, me lo sé todo de memoria. Yo quise escribir algo diferente”, comentó Fauré al respecto. Esta visión sobre el término de la vida se encuentra plasmada en la música, ya que, todas las partes evolucionan hacia la luz y la alegría hasta culminar en el In paradisum final que transporta al oyente al mismo cielo.
Esta grabación, interpretada por un ensamble de cámara de la Orquesta Sinfónica de Londres dirigido por Nigel Short, fue nominada en 2013 a los Premios Gramophone.

Revisa también la playlist de la Temporada de Ópera 2016.

Concierto 4: Hitos del repertorio sinfónico
Antonín Dvořák
Sinfonía n.° 9 en Mi menor, op. 95, “Del nuevo mundo”

En 1892, Antonín Dvořák arribó a Estados Unidos con la misión de dirigir el Conservatorio de Nueva York y darle una identidad musical al país. Durante su estadía, el compositor checo escribió esta sinfonía cumbre del Romanticismo, que estrenó un año más tarde en el Carnegie Hall como un homenaje a todo un país y su cultura: “Del nuevo mundo”. Su cuarto y último movimiento, Allegro con fuoco, es la pieza que resume una obra que emociona hasta culminar en un final magistral.
Esta grabación de la Filarmónica de Berlín, dirigida por Herbert von Karajan, fue producida en 1966 y cuenta con una versión de video en blanco y negro dirigida por el francés Henri-Georges Clouzot.

Concierto 5: “Sinfonía Trágica” de Gustav Mahler
Gustav Mahler
Sinfonía n.° 6 en La menor, “Trágica”

En una paradójica situación nació esta obra, ya que esta sinfonía que tiene por principal característica un sentimiento de pesimismo, fue escrita durante uno de los momentos de mayor estabilidad y alegría en la vida de Gustav Mahler: el fin de la composición de esta obra coincidió con el nacimiento de su hija más pequeña, Anna. De sus cuatro movimientos, el Finale se puede considerar un monumento musical, que tras un brillante inicio termina por derrumbar todo atisbo de esperanza en una mezcla de angustia y desesperación.
En este disco se puede oír a la Filarmónica de Berlín dirigida por Claudio Abbado, en una grabación en que, según The Guardian, “todo se precipita hacia el final, donde … Abado y la Filarmónica de Berlín se vuelven uno”.

Concierto 6: Orquesta Filarmónica de Bogotá
Robert Schumann (100 años de su muerte)
Concierto para cello, op. 129

Tras su llegada a Düsseldorf en 1850, junto a su esposa Clara y sus hijos, Robert Schumann compuso el Concierto para cello en tan solo dos semanas. Sin embargo, esta obra maestra escrita durante el final de su carrera, extrañamente, nunca fue interpretada mientras él vivió. El concierto está articulado en tres movimientos y desarrolló la musicalidad del cello al punto de influenciar obras posteriores de artistas como Tchaikovsky, Dvořák y Elgar.
El cello de esta grabación es interpretado por Jacqueline du Pré, prodigiosa artista inglesa que se transformó en leyenda tras su temprano retiro debido a que sufría de esclerosis múltiple, acompañada por la Orquesta Sinfónica de Radio Berlín, conducida por Gerd Albrecht.

Revisa también la playlist de la Temporada de Ópera 2016.

Concierto 7: El romanticismo orquestado
Richard Strauss
Una vida de héroe, op. 40

Una vida de héroe, escrita en 1898, marcó la madurez de Richard Strauss en la composición de poemas sinfónicos. Algunos detractores la consideraron una pretenciosa autobiografía –hecho sobre el cual no hay consenso–, pero esta ambiciosa obra ha trascendido en el tiempo gracias a su gran virtuosismo. “Puede no gustar el arranque de algunas ideas que rozan la trivialidad o el italianismo exagerado pero, al cabo de un instante, queda uno prendido por su prodigiosa variedad orquestal primero, y después por un movimiento frenético capaz de arrastrarte durante tanto tiempo como desee; se carece de la fuerza necesaria para controlar la emoción y ni siquiera se percibe que este poema sinfónico sobrepasa los límites de la paciencia habitual para esta clase de ejercicio”, escribió Claude Debussy en su publicación Monsieur Croche, antidilettante.
De sus seis partes, la primera es “El héroe”, una pieza que describe el ímpetu y la nobleza del protagonista. En esta grabación realizada en 1959 por la Orquesta Filarmónica de Berlín, Herbert von Karajan hace gala de una maravillosa muestra de su destreza y técnica, en una interpretación electrizante.

Concierto 8: In Focus, Mozart
Wolfgang Amadeus Mozart
Sinfonía n.° 41 en Do mayor, K. 551, “Júpiter”

Se dice que el nombre de esta obra –”Júpiter”, en honor dios de la mitología romana– refleja el carácter solemne, generoso y triunfal que tiene la última de las sinfonías de Mozart. Compuesta en 1788, es considerada un paradigma del clasicismo y una demostración de la perfección de Mozart en el manejo de las técnicas de composición conocidas hasta el momento. En este sentido, Mozart no fue una revolucionario y, en el caso de esta obra, usó técnicas barrocas como el ritornello (reutilización de un tema o fragmento) y el concerto grosso (contraposición entre un grupo de solistas y la orquesta completa) y, siguiendo el ejemplo de Haydn, usó el esquema de sinfonía con cuatro movimientos, incluyendo la forma sonata para el primero de ellos.
Interpretada por la Orquesta de Cámara de Praga y dirigida por Charles Mackerras, esta versión del Finale de Sinfonía n.° 41 permite apreciar y disfrutar de una impecable interpretación de uno de los repertorios más veloces de Mozart.

Concierto 9: “Cuadros de una exposición” de Módest Mussorgsky
Módest Mussorgsky
Cuadros de una exposición

En 1874, para el primer aniversario de muerte del arquitecto Viktor Hartmann, a modo de homenaje se montó una exposición con sus dibujos y maquetas. Éstos fueron los que inspiraron a Mussorgsky –amigo personal de Hartmann– para escribir esta obra. Se trata de evocaciones musicales de las situaciones retratadas en estos “cuadros de una exposición” y de las emociones que ellos transmitían. En tan solo tres semanas estuvo lista esta obra para piano, que más tarde Maurice Ravel convirtió en una pieza orquestal. Con diez movimientos, la suite es una invitación a visitar esta exposición. El primer movimiento, Promenade, describe aquel deambular de cualquier persona al apreciar los cuadros.
Esta grabación de 1959 es interpretada por la Filarmónica de Nueva York dirigida por Leonard Bernstein.

Concierto 10: Orquesta Sinfónica de Chile
Gustav Mahler
Sinfonía n. °1 en Re mayor, “Titán”

Mi sinfonía fue recibida con furiosa oposición por algunos y con una aprobación de todo corazón por otros. Las opiniones se enfrentaron en una forma divertida, ¡en las calles y en los salones!”, comentó Gustav Mahler a su amigo Arnold Berliner tras el estreno de la Sinfonía “El Titán”. Los detractores la encontraron demasiado moderna y transgresora y, ciertamente, fue una obra audaz para la época. Entre otras cosas, escribió para una orquesta de alrededor de 100 músicos y mezcló variados recursos musicales, por ejemplo, temas de sus Canciones del caminante con melodías folclóricas y de danzas tradicionales. Toda la potencia de esta obra se puede apreciar en el cuarto y último movimiento que inicia con una apertura impactante que puede llegar a asustar y sorprender al espectador distraído.
Esta es una grabación que ilumina la sensualidad y la estructura de esta sinfonía de Mahler; Ivan Fischer es quien dirige a la Orquesta Festival de Budapest en una poderosa interpretación.

La playlist completa, que incluye los principales fragmentos de otras obras de la Temporada de Conciertos 2016, está disponible en la cuenta de Spotify del Teatro Municipal de Santiago:

+MUNICIPAL