Ópera

Lulú | Música de película

2:48

Uno de los recursos más importantes en la ópera Lulú es lo que su compositor, Alban Berg, llamó Leit-sektionen, o secciones completas de música que se repiten ya no como motivos wagnerianos, sino como integrales de emoción, mucho más largas y dispuestas para ser resignificadas. Así, es posible escuchar la misma música, de un par de minutos de duración, en el primer y segundo acto, y también al final de la ópera.

Esta misma estructura puede encontrarse en la célebre “Música para cine”, que funciona como interludio en el centro mismo de la ópera. Esta fue una de las primeras secciones que Berg orquestó en forma completa, como prototipo del lenguaje y aspiraciones formales y estéticas de su obra. Incluso, la música de esta pieza era el segundo movimiento de su Suite Lulú. A pocos años del cine sonoro, Berg, al igual que otros estudiantes de Arnold Schoenberg (como Hans Eisler y Theodor Adorno), estaba especialmente entusiasmado con las posibilidades creativas de este medio, mostrando interés a sus cercanos.

En la partitura original, la música de cine está separada del resto de la obra, marcando este momento como un ente único. La escena de cine, igualmente simétrica, representa cómo Lulú es arrestada, su año en prisión y, finalmente, su liberación. La música misma está en espejo: la primera parte acumula tensión hasta alcanzar un clímax, y luego retrocede musicalmente, generándose un reflejo de lo acontecido, pero distorsionado por la experiencia.

* El texto es parte del artículo Radiografía de una escena del programa de sala de la ópera Lulú, disponible durante las funciones.

Orquesta Filarmónica de Santiago
Director musical: Pedro-Pablo Prudencio

Ópera | LULÚ | 22, 25, 27, 30 de agosto y 1 de septiembre de 2018
Más información y venta de entradas AQUÍ

Video: Municipal de Santiago / Potrero Films

+MUNICIPAL