Ópera

El caballero de la rosa | Playlist | Strauss da un giro conservador

Estrenada en 1911, El caballero de la rosa es la historia de una mujer madura, presa en un matrimonio sin amor, que debe dejar ir a su joven amante, quien conoce un nuevo amor gracias a una simbólica rosa de plata.

Cómicas intrigas, cambios de identidad y una música maravillosa dan vida a la que, en palabras de Richard Strauss, es una “comedia para la música”. Inspirado en la obra de Mozart, Strauss deja atrás el estilo vanguardista con que irrumpió en la escena musical años antes, y crea una obra con un lenguaje tonal, atractivo, melódico y casi cantabile.

En la siguiente playlist podrá conocer algunos elementos que caracterizan esta ópera y escucharlos en una grabación protagonizada por Renée Fleming y Sophie Koch (ambas en la foto). Esta última protagonizará el elenco internacional de la producción que el Municipal de Santiago presentará entre el 12 y 19 de junio.

El tiempo pasa

El caballero de la rosa, de Richard Strauss, es una reflexión acerca del paso del tiempo, encarnada en el personaje de la Mariscala. En la vida de la protagonista, esto está presente desde el comienzo: “El tiempo, ese fenómeno tan extraño. Diariamente no tiene importancia. Pero de pronto, un día, lo comenzamos a sentir implacable”, canta al final del primer acto.

El tema del paso del tiempo se hace más patente cuando su joven amante, Octavian, conoce a una chica más joven –gracias a la intervención de la propia Mariscala– y se enamoran. Ellos, como dice Sophie cuando conoce a Octavian, tienen tiempo.

Octavian, el Cherubino de Strauss

Tras el estreno de Elektra en 1909 –que no estuvo exento de críticas por su desinhibido estilo musical– Richard Strauss advirtió que su próxima ópera sería mozartiana. Dos años después, con el estreno de El caballero de la rosa, el compositor austríaco cumplió su promesa. Es más: Strauss llamó a Hugo von Hofmannsthal, el libretista de la ópera, “su Da Ponte”.

Y es ahí precisamente donde radica la cita a Mozart: en la historia y en los personajes, muy del estilo de la Trilogía Mozart/Da Ponte. El caballero de la rosa es una comedia romántica, con absurdas intrigas y cambios de identidad que enredan aún más la trama.

Por otro lado, Sophie, tal como Susanna de Las bodas de Fígaro, es una joven inocente, que parece ser conducida por el destino y las maquinaciones del resto.

Pero es Octavian el personaje que más se acerca a la obra de Mozart: Es, al igual que Cherubino, un joven enamorado de una mujer madura, en este caso de la Mariscala.“¿Qué significan ‘tú y yo’? ¿Tienen algún sentido? Son palabras, simples palabras, ¿o no? ¡Dímelo tú! Sin embargo, algo hay en ellas: estupor, vértigo, ansia, ímpetu, languidez y fuego”, le dice Octavian a la Mariscala al comienzo de la ópera. Y es también un rol travestido, es decir, interpretado por una mujer (una soprano o una mezzo).

Además, coincidencia o no, El caballero de la rosa se estrenó en 26 de enero –de 1911– la misma fecha en que Mozart estrenó Così Fan Tutte (1790).

Una cita –¿o parodia?– a la ópera italiana

Para escribir El caballero de la rosa, Strauss tomó de Mozart las que quizás son sus obras líricas más “italianas”: las tres óperas buffas –género italiano muy popular en la Viena del siglo XVIII– que escribió junto Lorenzo Da Ponte, especialmente Las bodas de Fígaro.

Adicionalmente, en el primer acto, un tenor italiano visita a la Mariscala. Canta un aria al más puro estilo belcantista, con toda la complejidad y ornamentos propios del estilo. De hecho, los más grandes tenores han cantado el rol, desde Luciano Pavarotti a Jonas Kaufmann (en la grabación).

La parodia puede interpretarse desde diferentes puntos de vista. El tenor canta el aria en medio de un caótico desfile de visitantes a la habitación de la Marsicala y no con la pompa con que suelen intervenir los tenores en la ópera italiana. El uso de los recursos musicales es exagerado, por ejemplo, al intensificar la línea melódica. Además, contrario a lo usual, el aria dura tan solo un par de minutos y, más aún, da la impresión de haber sido interrumpida antes de tiempo.

Flautas y otros instrumentos presentan la rosa

En esta ópera, la rosa de plata es el símbolo del compromiso matrimonial. Un noble la entrega a una mujer, en representación de su pretendiente, y con ello queda sellado el compromiso. En El caballero de la rosa Octavian es quien media entre el compromiso del Barón Ochs y Sophie von Faninal.

Musicalmente, la rosa es representada por un tema –o leitmotiv– en tonos agudos, a cargo de tres flautas, tres violines, un arpa y una celesta. En el siguiente audio, el tema aparece por primera vez en el segundo 12 y es introducido en varias ocasiones a partir de entonces.

Es allí cuando surge el amor entre Octavian y Sophie. Luego de la presentación de la rosa de plata, Sophie replica, sorprendida, que ese saludo le “atrae como si te ataran de un lazo alrededor del corazón”. Luego de ello, los nuevos enamorados cantan un hermoso dúo.

La tradición del vals

El vals alcanzó su popularidad en Viena a principios del siglo XIX. Richard Strauss introduce esta danza tan característica de Austria en El caballero de la rosa en varias ocasiones, a pesar de haber situado la acción a mediados del siglo XVIII. El vals aparece siempre asociado al Barón Ochs, el prometido de Sophie, uno de los personajes que aportan el toque cómico de la ópera.

Un hermoso trío femenino resuelve el conflicto central

Probablemente el número más hermoso de la ópera es el trío final entre la Mariscala, Octavian y Sophie. Cada personaje reflexiona lo suyo: la Mariscala asume que llegó el momento de dejar ir a su amante, mientras los jóvenes dan cuenta del amor eterno que sienten por el otro.

Escuche la ópera completa a continuación, en una versión de 2009 dirigida por Christian Thielemann y protagonizada por Renée Fleming (Mariscala), Sophie Koch (Octavian) y Diana Damrau (Sophie).

Ópera | EL CABALLERO DE LA ROSA | 12, 14, 15, 17, 18 y 19 de junio de 2019
Más información y venta de entradas AQUÍ

+MUNICIPAL