Descubre, Ópera

Claudia Parada (1931 – 2016)

DAEgram

claudia-paradaFue el gran director de orquesta austriaco Erich Kleiber quien descubrió el talento innato de Claudia Parada e impulsó su carrera internacional tras el fin de la Segunda Guerra Mundial. Antes de cumplir los 25 años, la artista chilena debutó en La Scala de Milán, pasando a formar parte de su elenco estable. Rápidamente se transformó en una de las favoritas del público y en una artista muy reconocida por sus colegas. Entre 1960 y 1980, la soprano cantó junto a muchos de los más importantes cantantes líricos, entre ellos, María Callas, Alfredo Kraus y Plácido Domingo. Además de cantar en Italia, Parada se presentó en escenarios tan relevantes como el Carnegie Hall y la Metropolitan Opera de Nueva York, el Liceu de Barcelona y la Ópera de Berlín.

El Centro de Documentación de las Artes Escénicas, gracias a una donación de Maritza Parada –hermana de la cantante–, tiene una importante colección de material gráfico y vestuario utilizado por la soprano en óperas en Italia y España, entre ellas, esta foto de Maria Stuarda tomada en la Scala de Milán. La cantante también visitó regularmente el escenario del Municipal de Santiago entre 1957 y 1984, donde interpretó los roles de Mimì en La bohème (1957), Magdalena de Coigny en Andrea Chenier (1957 y 1967), Aida y Amneris en Aida (1957 y 1984), Floria Tosca en Tosca (1966), Norma en Norma (1975) y Leonor y Azucena en El trovador (1975 y 1984).

Foto: Centro de Documentación de las Artes Escénicas (Centro DAE).

+MUNICIPAL