Ópera, Patrimonio

Boris Godunov | La ópera rusa que revoluciono el país

[+Historia] Una de las más grandes e interesantes óperas del repertorio, una obra inconmensurable que busca apropiarse de una nación y un pueblo entero a través de un drama íntimo. Esta espectacularidad fue lo que revolucionó a Chile en su estreno y en sus diversas interpretaciones a lo largo del siglo XX, siempre impactando profundamente a quienes tienen la oportunidad de ver esta obra maestra del arte ruso y de la creación lírica mundial.

Boris Godunov se estrenó en Chile en 1930, con la dirección de Alfredo Padovani y la participación de Feodor Chaliapin en el rol principal. María Castagna también cantó esa noche por primera vez en el Municipal. Es increíble pensar que Chaliapin cantó al día siguiente del estreno en el mismo escenario de Tito Schipa, con Elixir de Amor.

La prensa hizo grandes ecos de aquellas funciones y la ópera rusa hizo pensar bastante a los santiaguinos, especialmente por la espectacularidad de los escenarios y el coro, que cumplió muy bien. Solo un par de años antes se había logrado organizar y estaba funcionando un coro semi-profesional con una escuela de cantantes en el Municipal, organizada por Jorge Balmaceda. Para mucha gente fue la mejor temporada que se había visto hasta entonces en la historia de este Teatro.

Las escenografías fueron especialmente complejas esa temporada (se había comprado un sistema nuevo de mecanización del escenario, cuando aún buena parte de Santiago no tenía luz eléctrica), y se llegó a extremos increíbles de realismo (en Nerón hubo caballos vivos en escena por primera vez en Chile). Era tanto el martilleo en el Teatro por las reparaciones y renovaciones escénicas, que Chaliapin constantemente se retiraba enojado a caminar o a ensayar en su habitación del Hotel Crillón. Tanto debió haber sido su molestia que al terminar la escena de la muerte y caer al suelo, y oír como martillaban abajo, se levantó antes que bajara el telón gritando “ni morir tranquilo me dejan en este Teatro”.

+MUNICIPAL