Música

Actividad familiar | Las mil y una noches: Mil y una formas de contar una historia

Scheherazade, el Sultán Shariar, Simbad y el príncipe Kalendar son algunos de los personajes de Las mil y una noches, la más popular de las recopilaciones de cuentos tradicionales de Medio Oriente. Fue escrita hace más de mil años, pero en occidente se conoció por primera vez en 1704, gracias a una traducción al francés.

Desde entonces, estos relatos inspirado numerosas obras, entre ellas, la suite sinfónica Scheherazade (1888), del compositor ruso Nikolai Rimsky-Korsakov. Los cuatro movimientos de esta pieza son cuatro relatos de Las mil y una noches. Los instrumentos representan a diferentes personajes y cada nota de Scheherazade es un viaje por estas fantásticas historias.

>> Escucha la música, imagina las escenas y represéntalas a tu manera: puedes bailar al ritmo de las melodías, hacer una pequeña obra de teatro con tu familia, hacer un cuadro con la técnica que gustes o lo que tu imaginación te dicte.

El mar y el barco de Simbad

En este primer movimiento se presentan los dos temas –musicales y narrativos– que son los hilos conductores de la obra completa. El primero es una melodía descendente, muy típica de la música oriental, que es interpretada por la orquesta, dominada por los bronces (trompetas, cornos, trombones). Ésta representa la vigorosa figura del Sultán Shariar, quien convencido de la falsedad de las mujeres, ha jurado matar a sus esposas después de la primera noche.

El segundo tema corresponde a un delicado solo de violín, que alude a la suave voz de Scheherazade, quien con ingenio logra salvar su vida con emocionantes narraciones. Sometido por la curiosidad, el sultán posterga la ejecución de su esposa por mil y un días, con el fin de seguir escuchando sus fantásticos relatos.

Estos primeros acordes abren las puertas de la imaginación y nos invitan a un mundo de ensueño. Así comienza este viaje, igual que el barco de Simbad que se aventura hacia lo desconocido.

La historia del príncipe Kalendar

El segundo movimiento tiene un gran colorido y es la pieza más conocida de la suite. La historia del príncipe Kalendar comienza solo con el violín, acompañado a ratos por el arpa, música que representa a este príncipe que viaja en solitario disfrazado de monje. La suave melodía luego se torna más y más enérgica –con la unión de otros instrumentos de la orquesta–, revelando el peligro que corre el joven al encontrarse con un grupo de ladrones que se preparan para asaltar a una muchacha. Kalendar se desprende de su disfraz y combate a los ladrones hasta vencerlos.

El joven príncipe y la joven princesa

La tercera parte es el fragmento más lírico de la siute, pues es un canto al amor. Los violines representan al príncipe Jazmín, mientras que el clarinete habla por voz de su amada, la princesa Almendra. En este movimiento se cuenta la historia de cómo los enamorados hacen todo lo posible por encontrarse. La escena inicia cuando la princesa es traída por sus lacayos sobre un palanquín y deja caer un pañuelo con un mensaje a Jazmín. Más tarde la pareja se busca por los jardines y finalmente se encuentra en una danza acompañada por la percusión.

Festival en Bagdad

Titulada Fiesta en Bagdad: el naufragio del barco sobre las rocas o simplemente Festival en Bagdad, en esta pieza vuelven a ser protagonistas la fuerza del Sultán y la delicadeza de su esposa, esta vez en el marco de una fiesta oriental llena de vida y color. La escena es intensamente sonora, rítmica y descriptiva y retoma los motivos musicales de los movimientos anteriores, aunque esta vez llenos de energía. A estas alturas de la historia, el sultán ha vuelto a confiar en el amor y se entrega a Scheherezade. El violín asciende a lo más agudo, para terminar la suite con el sereno triunfo del amor.

Las piezas de esta playlist –que está disponible en la cuenta de Spotify del Teatro Municipal de Santiago– corresponden a una grabación en vivo de la Kirov Orchestra –dirigida por Valery Gergiev–, realizada en el Teatro Mariinsky de San Petersburgo en noviembre de 2001 (Decca Classics, 2002).

+MUNICIPAL